Un grupo de ultras fueron encapsulados cuando intentaban acercarse al entorno de la manifestación antifascista y la organizada por la Comisión 9 d’Octubre

Las cinco manifestaciones convocadas en Valencia por diferentes colectivos sociales con motivo del 9 d’Octubre transcurrieron sin incidentes pero rodeadas de un fuerte dispositivo policial. 1.000 agentes desplegados por la Delegación del Gobierno velaron por la seguridad de los participantes sin tener que actuar más allá de identificar a un grupo de unas veinte personas con símbolos ultra en los alrededores de la calle Xàtiva, donde se concentraban los colectivos antifascistas, con el objetivo de «contramanifestarse».

La marcha más numerosa fue la de la Comissió 9 d’Octubre, que salió a la calle para denunciar la violencia fascista y la emergencia de la extrema derecha en España y en Europa, y reivindicar que la mayoría política y social progresista valenciana es un «oasis» en ese contexto.

Bajo el lema «País Valencià antifascista», la Comissió, integrada por asociaciones culturales como Acció Cultural, diversas plataformas, los sindicatos CCOO e Intersindical y los partidos Compromís, Esquerra Republicana, EUPV, Podem y PSPV-PSOE, recorrieron las calles de la Plaza de San Agustín al Parterre.

Este año la manifestación quiso «reafirmar» la diferencia valenciana de un proyecto «en positivo de mayorías sociales y políticas» y reivindicar los intereses del pueblo valenciano frente a las «tendencias recentralizadoras» del Gobierno de España, que continúa sin tener una propuesta de modelo de financiación y de reforma del modelo territorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.