El torero extremeño tiene programada su reaparición para el 11 de septiembre en el anfiteatro romano de Arlés, mano a mano con Roca Rey

El torero extremeño Alejandro Talavante, que vuelve a los ruedos después de tres años de ausencia, asegura a Efe que en este regreso solo está interesado en «aportar grandeza al toreo y en generar ilusión entre la sociedad, que es la mejor arma para defender la tauromaquia de tantos ataques».

Talavante anunció sorpresivamente su retirada tras actuar en Zaragoza el 14 de octubre de 2018, pero ya tiene programada su reaparición para el 11 de septiembre en el anfiteatro romano de Arlés (Francia), donde, con el aforo completo permitido, toreará mano a mano con el peruano Roca Rey su única corrida de 2021. «No sabría detallar los motivos de la retirada -explica el torero de Badajoz a Efe en la única entrevista que ha concedido desde entonces- sino que fue un cúmulo de asuntos que me incomodaban los que me llevaron a parar. Necesitaba volver a ilusionarme, tomar un camino diferente para reencontrarme con los valores con los que empecé y que fui perdiendo en la vorágine de las temporadas, aunque me encontrara realmente bien con los toros».

Talavante considera que ese parón de tres años le ha servido para «asumir de nuevo esa filosofía de partida, la de buscar siempre la calidad y la excelencia al margen de los números». «Y he comprendido que torear porque sí, sumar por sumar como se puso por costumbre, le resta enteros a mi personalidad como torero», reconoce. «Por eso -continúa- ahora sólo me interesa generar ilusión en el mayor número de aficionados posible. Estando al margen de todo me he convencido de que torear es mi vida, muy por encima de un dinero que, lo digo sinceramente, es lo de menos frente a la trascendencia de poder aportar como artista la grandeza que el toreo no puede ni debe perder».

Respecto a algunos posibles cambios en su forma de torear para seguir en esa vía, Alejandro Talavante cree que su gusto ha evolucionado «hacia un concepto más clásico», aunque «sin perder esa improvisación» que incluso a él mismo le sorprende cuando está ante el toro. «Voy a insistir sobre todo en ahondar las suertes fundamentales, la verónica, el natural… Las que ponen a todos de acuerdo. Claro que no por eso dejaré de lado la variedad, pues me surgirán otras ideas diferentes como fruto de esa evolución constante que he tenido siempre. No me gusta quedarme estancado», añade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *