Génova entra en la refriega del PP de Madrid y rechaza adelantar el congreso de Madrid como ha pedido este lunes Ayuso

Las declaraciones de Esperanza Aguirre en su entrevista en EL MUNDO han echado gasolina a la polémica interna del PP de Madrid. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid se posiciona en favor de Isabel Díaz Ayuso y asegura que «ponerle trabas es ayudar a Sánchez». Pero no sólo eso: llama «niñatos» y «chiquilicuatres» a algunos de los dirigentes de Génova y del Ayuntamiento de Madrid, sin especificar cuáles.

La respuesta de la dirección nacional del PP ha sido también contundente. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado que «lo que destrozó al Partido Popular de Madrid fue la corrupción», en referencia a los casos que se fraguaron en la Comunidad durante los años en que Aguirre presidió el aparato regional (Gürtel, Lezo, Púnica o los escándalos de Caja Madrid). Y ha recalcado que es algo que la actual dirección de Pablo Casado «jamás va a permitir».

En una rueda de prensa en la sede nacional del partido, García Egea ha asegurado que Aguirre «debe ir» poco por la sede nacional del Partido Popular y ha añadido que la invitará a que vaya más para que vea que hay gente trabajando para «construir un proyecto nacional que España hoy necesita». A su entender, en este momento deben «centrarse en lo importante» y no en la pugna interna de Madrid.

Si Aguirre le echó sal a la herida, Génova redobló el pulso. Y Ayuso lanzó un órdago: ahora exige que se celebre el congreso del PP de Madrid cuanto antes. La baronesa madrileña reclamó que el cónclave interno «se haga pronto» para «dar normalidad» al partido y para permitir que los candidatos puedan «asentarse» de cara a los futuros comicios. La dirección nacional lo ha rechazado de plano y ha asegurado que se celebrará a finales del semestre que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *