El potencial de la energía solar en la minería de Chile

Las mineras que operan en Chile están preparadas para usar más energía solar en el futuro gracias a la marcada disminución de los costos de construcción y generación de energía a partir de esta fuente, así como a las posibles ganancias derivadas de la venta de excedentes.

En una presentación ante Instituto de Ingenieros de Minas IIMCH en Santiago, el jefe de la división de proyectos de la firma local Persis Ingeniería, Rafael Martínez, destacó que el valor de los paneles fotovoltaicos ha disminuido casi 75% en los últimos tres años, principalmente debido a la disminución del precio del silicio.

Este material, que representa el 20% del costo de los módulos de energía fotovoltaica, cayó de US$450/kg en 2008 a un rango de US$1-10/kg en 2017.

Con esto, el costo de generar electricidad con paneles fotovoltaicos bajó de US$4,90 por vatio generado en 2010 a US$1,92 en 2018, dijo Martínez.

“No cabe duda de que generar energía fotovoltaica es un negocio útil, rentable, innovador, y que indudablemente va a ir ocupando más espacio”, señaló.

Añadió que las mineras en el norte del país tienen más probabilidades de expandir el uso de estas fuentes de energía dado que muchas operan en el desierto de Atacama, aunque admitió que las complicadas condiciones geográficas podrían aumentar los costos y afectar los gastos de mantenimiento.

Martínez —que participó en la construcción de una planta fotovoltaica de 8MW para la minera Las Cenizas— destacó además la central de 247MW que instaló Acciona en la Región de Atacama.

Cuando BNamericas le preguntó si había suficientes proyectos para atender la creciente demanda de energía del sector minero, admitió que “en Chile, la energía fotovoltaica está lentamente penetrando en el mercado, pero se ve que hay una cantidad creciente de proyectos fotovoltaicos para la minería”.

“Este tipo de energía debería ir ocupando más espacio en el sistema de producción de la minería en los años que vienen”, anticipa.

Fuente: BNAmericas