Inversión de mineras en favor del medio ambiente de 2018 fue la menor en 6 años

El reciente derrame de Grupo México en el Mar de Cortés, el cual la empresa sostiene que ya lo remedió y que no hubo impacto ecológico, generó preocupación por parte de autoridades y los ciudadanos, mientras regresa el debate del compromiso que tienen las mineras con la flora y fauna del país.

En 2018 esta industria invirtió en México 131.5 millones de dólares bajo el rubro de protección al medio ambiente, lo significa una reducción de 25.2 por ciento comparado con lo inyectado en 2017 y la variación negativa más grande de los últimos seis años, muestran datos de la Cámara Minera de México (Camimex).

Esto incluye estrategias para protección de los recursos naturales, gestión eficiente del agua, programas de reforestación y uso de fuentes renovables de energía.

En una solicitud de información que realizó El Financiero, la Camimex que preside Fernando Alanís Ortega respondió que la baja inyección de capital se debe a que las mineras realizaron ajustes en sus programas de inversión, no sólo en medio ambiente, pues ante una caída en el precio de los metales a escala mundial tuvieron que ajustar gastos.

“Pero se tiene contemplado para este año un aumento en la inversión para cuestiones medioambientales. Pasando de 131.5 millones de dólares en 2018 a 153 millones de dólares en 2019”, dijo la Camimex.

Francisco Quiroga, subsecretario de minería de la Secretaría de Economía, comentó en conferencia con mineros que es virtualmente desconocido para la sociedad que el sector minero dejó de lado sus intereses particulares para enfocarse en el interés más amplio que es lograr como sector una minería segura para sus empleados, ambientalmente sostenible, socialmente incluyente y fiscalmente responsable.

“Cada vez que hay un incidente se habla de todo el sector, tenemos que ir más allá de nuestras operaciones y convencer a la sociedad de nuestro rol y papel en favor de México. Esto no es solo en nuestro país, es un reto que enfrentan todos los países mineros”, dijo.

Camimex detalló a El Financiero que 111 empresas mineras invirtieron considerables recursos para participar en el programa de industria limpia que impulsa la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“Todas las empresas mineras afiliadas a la Camimex cuentan con estrictos y rigurosos protocolos de seguridad, incluyendo Grupo México. La industria minera en México registra una tasa de accidentabilidad por debajo de la mayoría de los sectores industriales del país. Las autoridades y la empresa son las responsables de investigar, dimensionar y restaurar, si fuese el caso, la zona afectada”, aclararon.

Luiz Camargo, country manager de Minera Cuzcatlán, comentó en entrevista que el gobierno debe posibilitar más que las empresas mineras puedan invertir en mejorar el medio ambiente.

“Faltan mecanismos que posibiliten esto, en estados como Oaxaca donde está muy presente el manejo de tierras con ejidales es difícil hacer acuerdos”, describió el directivo.

El “Responsible Mining Index” considera a Grupo México e Industrias Peñoles entre las que tiene la calificación más baja de responsabilidad medio ambiental entre 29 empresas extractoras calificadas en el mundo.

La inversión en seguridad y salud en el trabajo, como lo informa Camimex, también se redujo en 2018, pues inyectaron 70.3 millones de dólares ese año, lo que se tradujo en una reducción de 10.1 por ciento comparado con lo registrado en 2017 y la primera baja en tres años.

Francisco Quiroga, subsecretario de minería, urgió a la industria extractiva a revisar sus procesos de seguridad para evitar accidentes como el que ocurrió en Brasil, donde hubo 7 muertos y 200 desaparecidos.

“No podemos tener un incidente como el que se tuvo en Brasil, hay que tener claros como deben ser los tajos en minas de cielo abierto o como se deben reforzar túneles en minas subterráneas (…) Tenemos la oportunidad histórica de ser un agente de cambio, donde la minería genere empleos seguros, que lleve infraestructura y que todo esto de bienestar sea la base de paz y justicia”, agregó.

Cabe resaltar que en seguridad patrimonial la industria invirtió 32.9 millones de dólares el año pasado y para este año estiman inyectar 40.1 millones.