Newmont GoldCorp agregó también 182 solicitudes a fines de diciembre del 2018, para la exploración y explotación minera alrededor de Coyhaique.

Newmont, la minera estadounidense reconocida por ser la mayor explotadora de oro a nivel mundial, ha evolucionado recientemente con la compra de GoldCorp y la inversión en 50.000 hectáreas en la región de Aysén.

La minera multinacional ha sumado a sus bienes una de sus grandes competencias en la explotación de oro, al comprar la minera canadiense GoldCorp. que según RPP significó una inversión de $10.000 millones.

El nuevo gigante de la minería, al que se le dio el nombre de Newmont GoldCorp, será el líder de producción mundial de metales preciosos, superando al otro grande de la minería en Canadá, Barrick Gold, aún después de su compra de la minera británica Randgold, ventaja que se ve reflejada desde el 2017, cuando Newmont y GoldCorp produjeron 7,9 millones de onzas y Barrick Gold y Randgold alcanzaron una producción de 6,6 millones de onzas.

Aunado esto, Newmont GoldCorp ha inscrito 50.000 hectáreas en Aysén, además de las 182 solicitudes que llevó a cabo a finales de diciembre del 2018 para la exploración y explotación minera alrededor de Coyhaique, y de las otras miles de hectáreas inscritas en el primer semestre del 2018, según informa Interferencia.

Entre los proyectos impulsados por GoldCorp se encontraban Nueva Unión (Alto del Carmen, Atacama) y Norte Abierto (Tierra Amarilla, Atacama). El primero es un proyecto de de cobre (224.000Tn anuales), oro (269.000 onzas) y molibdeno (1.700Tn), y se caracteriza por la reducción de su huella ambiental y el uso sustentable del agua mediante el uso de infraestructura común para la operación de sus yacimientos, y uso de agua de mar desalinizada para el proceso.

Entre las acusaciones más reconocidas que llevan las mineras, que ahora conforman una sola, destaca la falta de protección de los derechos de los trabajadores de la minera GoldCorp en Guatemala, que según la BBC, se llevaron a cabo despidos del personal que intentó formar un sindicato. El informe que llevó a cabo la evaluación de la minera expone que la compañía “continúa infringiendo los derechos de todos los trabajadores al permitir que este clima de intimidación persista”, criticando a la compañía por un “fracaso sistemático para abordar las quejas en las comunidades, lo que les permite acumularse y exacerbar”.

Otro informe realizado por la Universidad de Michigan también asegura que GoldCorp tampoco ha protegido a las personas que viven cerca de la minera, quienes están expuestos a “niveles más altos de metales pesados ​​potencialmente tóxicos en su sangre y orina que una muestra de personas que viven a 7 km de distancia”, como informa el portal.

Por su parte, Newmont también ha sido acusada por contaminación en Indonesia y Perú. En 2007, el Gobierno indonesio responsabilizó a la minera por violar leyes medioambientales al verter toxinas en la Bahía Buyat, según Europa Press, que provocó graves enfermedades en las personas y graves afecciones en la actividad pesquera, por lo que fue demandada por 54 millones de dólares.

Fuente: puranoticia