Con 10,7 millones de inversión se espera que por el nuevo espacio transiten diariamente 66.000 viajeros

La nueva estación de Metro de Gran Vía reabrirá sus puertas mañana viernes, a las 06.00 horas, después de haber estado más de 1.000 días cerrada. Casi tres años en los que ha sufrido un cambio radical en su arquitectura. Ahora luce una apariencia futurista que no sólo queda plasmada en los revestimientos, también en los pequeños detalles que el usuario encontrará a su paso, como los tornos de acceso, de última generación.

Con 10,7 millones de euros de inversión, se espera que por esta nueva parada transiten diariamente 66.000 viajeros. Quien lo haga se encontrará no sólo con un espacio más diáfano y desahogado, también con un eje vertical con conexiones entre sus tres nuevos niveles. Aunque lo que más destaca es la ampliación del vestíbulo principal, que pasa de 900 a 2.000 metros cuadrados, y la conexión con el Cercanías de RENFE de Sol.

«Sé de la ilusión con la que han esperado los vecinos la reapertura de esta parada y ahora lo que queda es celebrar que hoy tenemos un punto más en el transporte de Metro, que es además un tesoro de nuestro casco urbano», ha manifestado la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en la reinauguración de la nueva Gran Vía. Y se ha mostrado orgullosa de que sea «la primera estación 4.0 de España, totalmente accesible, ya que dispondrá de cuatro ascensores y de 13 escaleras mecánicas», ha catalogado a este espacio como «una estación puntera única en Europa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *