La medida afectará al área metropolitana de Valencia y las principales localidades turísticas de costa e interior. La Interdepartamental decidirá mañana si amplía también otras restricciones

La Comunidad Valenciana puede comenzar la próxima semana con 77 municipios sometidos al toque de queda entre la una y las seis de la madrugada. Esa es la petición que el Gobierno valenciano ha hecho llegar al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ante el incremento de casos de Covid 19. La medida ya afectaba desde el pasado martes a 32 localidades, incluida la capital valenciana, y decaía el próximo domingo. La propuesta de la Consellería de Sanidad es aplicarla a 45 municipios más a partir del próximo lunes.

Actualmente el toque de queda está en vigor en 30 ciudades de la provincia de Valencia: Alaquàs, Alboraia, Aldaia, Almàssera, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, Buñol, Burjassot, Catarroja, El Puig, Gandía, L’Eliana, Meliana, Mislata, Moncada, Paterna, Picanya, Picassent, Puçol, Quart de Poblet, Requena, Riba-roja de Túria, Sedaví, Silla, Tavernes Blanques, Utiel, Valencia, Vilamarxant y Xirivella, además de la capital. Ahora podrían sumarse Alcàsser, Alfafar, Alginet, Almussafes, Bétera, Canals, Chiva, Foios, Godella, L’Olleria, Manises, Massamagrell, Massanassa, Museros, Oliva, Paiporta, Pobla de Farnals, Pobla de Vallbona, Rafelbunyol, Requena, Rocafort, Sagunto, Silla, Sueca, Tavernes de la Valldigna, Turís y Xeraco.

En Alicante solo había un municipio afectado, San Vicente de Raspeig, pero la medida entraría en vigor también en la capital provincial, Alfàs del Pi, Banyeres de Mariola, Benidorm, Callosa d’En Sarrià, Callosa de Segura, Calpe, Dénia, Gata de Gorgos, La Nucia, Muro de Alcoy, Ondara, Pego, Santa Pola, Sax, Teulada y Villajoyosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *